The Grace
of the World
Deserves Witnesses

Sarah G. Ascough

Ser fiel a mí misma

Mis fotografías reflejan mi forma de ver el mundo. Me encanta la gente y la faceta distendida de la vida; con mis fotos, intento que el espectador tenga la sensación de presenciar el momento. Esta imagen la tomé a principios de diciembre de 2019, durante la sesión semanal de micrófono abierto de un club donde los exmilitares jubilados se reúnen para cantar, compartir historias, bailar y contar chistes. Me fascinaron los hombres y las mujeres allí presentes y su amistad. La fotografía muestra cómo Jim –que es invidente– empezó a cantar, y dos ancianas se levantaron y se pusieron a bailar espontáneamente. A mi juicio esa es la quintaesencia del espíritu inglés, pero lleno de ternura y fraternidad. Esta foto es la primera de mi proyecto «Life after retirement», a través del cual quiero mostrar que la edad no supone una barrera para llevar una vida plena y satisfactoria.

Yo trato de pasar desapercibida y respetar a las personas que fotografío. Uso una Leica M porque me gusta su sencillez y fiabilidad y, además, me olvido completamente de ella y la manejo con soltura. Es una cámara muy discreta, algo positivo para un trabajo en que te acercas tanto a las personas. Me permite tomar fotografías a mi gusto siendo fiel a mí misma y a mi percepción del mundo.

The Grace of the World Deserves Witnesses

Mis fotografías reflejan mi forma de ver el mundo.
Sarah G. Ascough

Resido en un pueblecito costero llamado Lytham St Annes, en el noroeste de Inglaterra. Llevo muchos años casada con un fotógrafo, pero no empecé a sacar mis propias fotos hasta 2014.

Extra Content 1512 x 1008

Un día mi marido necesitaba ayuda para un evento y me preguntó si quería probar suerte. Me sorprendió que me lo pidiera, pero me alegra haber aceptado. Desde ese día, mi vida gira en torno a la fotografía.

Arriba