LEICA M10

La cámara.

M10, black chrome finish
M10, black chrome finish M10, silver chrome finish

Diseño y calidad

Made in Germany

La Leica M existe desde hace ya más de 60 años. Siempre que los avances tecnológicos han dado lugar a una nueva generación de cámara telemétrica, nuestros diseñadores han logrado dar con la mejor manera de conciliar los nuevos requisitos técnicos con el aspecto distintivo de la M.

Al ser el producto más representativo de la compañía, el proceso de diseño de una Leica M requiere un enfoque completamente diferente a cualquier otra cámara.

Evolución en lugar de revolución

La M exige sutileza, así como un sentido del respeto y la responsabilidad hacia una tradición de diseño que se ha transmitido durante más de 60 años. Por esta razón, el diseño M solo puede expresarse como evolución, no revolución.

En consecuencia, la M10 a primera vista no deja dudas de que se trata de una verdadera M. De hecho, aquellos que se han mantenido leales a sus modelos M analógicos, con la M10 tendrán la impresión de reencontrarse con un viejo amigo: después de todo, es la primera M digital que adopta la forma compacta de los modelos analógicos que la precedieron.

Ha nacido una obra de arte
Tu Leica M10.

Para garantizar la calidad excepcional que nos exigimos y que se espera de nosotros, la Leica M10 es fabricada exclusivamente por especialistas altamente calificados en nuestra fábrica en Wetzlar, Alemania. Y no solo está construida con 1.100 piezas distintas, sino que también está fabricada con nuestra legendaria pasión por la calidad, la precisión y la perfección. Es por ello, que todos los principios de producción que definen la calidad «Made in Germany» se expresan intrínsecamente en este hermoso instrumento de precisión que es la Leica M10.

Si bien estos principios toman su tiempo, cuando uno sostiene su nueva M10 en sus manos por primera vez, puede hacerse una idea del enorme esfuerzo que los ingenieros de Leica han dedicado y puede sentir cómo 1.100 piezas distintas e incontables horas de trabajo han logrado crear una obra maestra sin igual. Entonces es cuando uno entiende que valió la pena esperar.

La Leica M10 pieza a pieza

Para producir una cámara con la máxima precisión mecánica y óptica como la M10, se necesitan más de 50 pasos de ajuste, dado que la cámara consta de aproximadamente 1.100 piezas distintas, incluidas 30 de latón fresado, 126 tornillos y 17 elementos ópticos.

Materiales de máxima calidad y muchas horas de trabajo manual

El diseño característico de la Leica M10 se debe a su realización técnica y constructiva. Los materiales de calidad suprema, en gran parte procesados a mano, no solo garantizan una capacidad de uso diario intensivo y duradero, incluso en condiciones adversas, sino que también son una confirmación del sello de calidad «made in Germany». La parte superior e inferior se fresan a partir de bloques metálicos sólidos y luego se rectifican en un trabajo manual de 40 minutos.

Protección fiable

Los componentes internos de la cámara están cuidadosamente protegidos por una carcasa de aleación de magnesio muy resistente. Casi todos los componentes adicionales y elementos operativos también están hechos de metal.

The display sits behind scratch-resistant Corning® Gorilla® Glass, with specialist rubber seals offering additional protection against drizzle, dust and sudden weather changes.

Los valores intrínsecos son importantes

El interior de la M 10 también garantiza la durabilidad: todos los componentes han sido cuidadosamente seleccionados y probados para durar mucho tiempo en la práctica.

Para producir una cámara con la máxima precisión mecánica y óptica como la M10, se necesitan más de 50 pasos de ajuste, dado que la cámara consta de aproximadamente 1.100 piezas distintas, incluidas 30 de latón fresado, 126 tornillos y 17 elementos ópticos.

El proceso de ensamblaje abarca desde la conexión de la palanca del rodillo con el telémetro hasta la calibración del sensor y la placa de imagen, pasando por la fijación de la parte trasera y la parte superior.

Concebida

en Alemania

Cada vez que preguntábamos a nuestros clientes qué desearían para un nuevo modelo, una carcasa más delgada siempre era una de las respuestas más frecuentes. Desde la M8 hasta la M (Typ 240) y sus modelos congéneres, las cámaras digitales M siempre han sido unos pocos milímetros más gruesas que sus predecesoras analógicas.

Tiendas y distribuidores Leica Encuentra una tienda o distribuidor en:
Arriba