LEICA SISTEMA M

Más cerca del momento

La Leica M es una cámara extraordinaria. Y lógicamente, a menudo la vemos en manos de personas extraordinarias. Gente con visión global, que busca las perspectivas, que lo cuestiona todo y que reconoce lo especial en lo cotidiano. Gente que piensa de manera diferente, ve más allá de sus propias fronteras y es capaz de ampliar horizontes.

Para toda esa gente se ha creado una herramienta especial: la Leica M.

M de Messsuchersystem

«Messsuchersystem» es el término alemán para el sistema telemétrico que presentan las cámaras Leica M, donde se combinan un visor y un telémetro para presentar una imagen más completa, una visión más amplia de tu sujeto, y que abre un mundo totalmente nuevo de libertad creativa. El sistema telemétrico te permite capturar imágenes auténticas y naturales, tomadas desde la vida misma. El fotógrafo se convierte en parte de la acción y encuadra con el telémetro lo que desea capturar del visor: una escena, un estado de ánimo, un momento.

Dabei bleibt auch das im Blick, was sich außerhalb des Sucherrahmens ereignet. Ein entscheidender Vorteil gegenüber dem bevormundenden Blick durch den Sucher einer Spiegelreflexkamera. Dieser zeigt ein in puncto Bildausschnitt und Schärfenverteilung fertiges Bild. Der Messsucher einer Leica M erlaubt dem Fotografen mehr Kreativität. Zu jedem Zeitpunkt hat er die Entscheidungsfreiheit über alle Aspekte der Bildgestaltung. 

Size does matter

The depth of the body of the Leica M10 measures only 33.75mm, exactly the same as an analog M-Camera for 35mm film. This makes the M10 the world’s most compact full-frame camera system.

The M-Lenses also benefit from the short distance between the mount and the image plane, and are therefore extremely small and light. The extraordinary compactness of M-Cameras and their lenses makes them an ideal camera system for travel and reportage photography.

Made in Germany

Mucho antes de que el término «durabilidad» se convirtiera en una expresión común, la Leica M y sus objetivos legendarios ya eran sinónimo de valores que perduraban y que se transmitían de generación en generación. Y todavía sigue siendo así hoy. El diseño atemporal, la construcción en gran parte artesanal y el uso exclusivo de los mejores materiales garantizan un rendimiento diario incomparable y la máxima longevidad.

Esto también se refleja en la compatibilidad de los instrumentos de precisión. Por ejemplo, una Leica M contemporánea (Tipo 240) puede ser fácilmente combinada con una lente de 1954. El desarrollo del Leica M se caracteriza sobre todo por la aplicación consecuente de un concepto: En su momento, cada cámara M representa el estado del arte de lo que es técnicamente posible bajo la premisa de lo que es fotográficamente significativo.

Junto con la precisión mecánica y óptica así como la apariencia discreta, este enfoque forma la base del éxito del sistema M durante los últimos más de 60 años - y su receta para el futuro.

Leica M-Lenses - Unrivalled. Even in low light.

Leica M-Lenses meet the highest demands of quality. They enable the creation of images endowed with an unmistakable character – not only in terms of contrast and resolution, but also with uncanny sharpness, tonal depth, and a unique natural signature that is especially evident under adverse lighting conditions.

M-Lenses reveal their full potentials when mounted on M-Cameras, as the sensors are precisely matched to their optical characteristics. Together, M-Lenses and M-Cameras are the perfect duo when it comes to ensuring maximum picture quality.

Details

Siguiendo los pasos de fotógrafos míticos

El principio de puntería telemétrica, que permite estar inmediatamente en el centro de la acción, la concentración en los imperativos fundamentales de la fotografía y la respuesta a las demandas de calidad más exigentes han elevado a Leica M al rango de instrumento preferido por fotógrafos tan talentosos como Nick Ùt o Magnum y Elliott Erwitt o Thomas Hoepker. Los resultados son fotografías icónicas que influyen en nuestra percepción de la realidad y, por tanto, en nuestra visión del mundo que nos rodea. 

Una selección exclusiva de estas imágenes se muestra en la exposición «36 de 100» en el Leitz Park de Wetzlar.

Se exhiben obras que llenan de vida el mito de la Leica y siguen la tradición que Oskar Barnack fundó con su Ur-Leica hace más de cien años. Esta fue la primera cámara de 35 mm exitosa y permitió un tipo de fotografía completamente nuevo, la fotografía de reportaje. Esto es tanto un legado como un incentivo para cada fotógrafo que se propone con la Leica M hacer de sus imágenes una realidad fotográfica.

Arriba